iliturgi romana

El año 180-179 a.C. Tiberio Sempronio Graco (en la imagen de la derecha junto a su hermano. Fuente: Blog “El mensajero de la historia”), Pretor de la Provincia Citerior, vuelve a fundar sobre el solar de la ciudad, antes destruida, una nueva Colonia con un Estatus jurídico distinto, sin privilegios algunos, denominada Iliturgi Forum Iulium, lo que indica su condición de mercado de la región. Sempronio Graco repartió a sus habitantes tierras, y estos, agradecidos, erigieron un monumento, en cuya base debieron esculpir la leyenda que Blanco y la Chica han esgrimido para argumentar sus interesante teoría. Textualmente dice en castellano: “A TIBERIO SEMPRONIO GRACO SU FUNDADOR. EL PUEBLO ILITURGITANO” (Está grabada en piedra caliza local y los autores la fechan a finales del siglo I a.C. La piedra con la inscripción se encuentra en la actualidad en la Casa Palacio de la familia de la Chica, de Mengíbar.) Gregoria Guerrero Pulido nos dice en un interesante estudio que aunque empezó siendo una ciudad federada, después pasó a ser municipio de derecho latino, en época de César, y más tarde, a partir de Vespasiano, colonia.

Como ciudad romana, Illiturgi fue parte de la provincia de Hispania Baetica, y creció en tamaño. En el transcurso del siglo II a.C., debido a la situación estratégica del cerro (próximo al río Guadalquivir y la Vía Augusta), se construyó una nueva ciudad que recibió el nombre de Iliturgi Forum Iulium. Con el paso del tiempo se convertiría en uno de los mercados más importantes de la comarca, momento en el que da inicio una etapa de gran prosperidad y desarrollo urbanístico (llega incluso a acuñar moneda). Con la crisis del Imperio la ciudad entró en una fase de decadencia y sus habitantes se trasladaron a las zonas bajas situadas junto a los ríos.

Esta ciudad de Iliturgi estuvo excelentemente comunicada. Por la vía romana que iba de Cástulo a Córdoba, por la otra orilla del Guadalquivir, antes de llegar al paso de la Venta del Arco, por bajo de la confluencia del Guadalimar con el Guadalquivir, a la altura del actual cortijo de Maquiz, se desviaba otra vía hacia el sur que atravesaba el Guadalquivir en dirección al cerro de las Torres de Maquiz. Horacio Sandars habla del Vado romano de Mengíbar, después de juntarse los dos ríos. La vía, después de entrar en Maquiz o Iliturgi, atravesaba el Guadalbullón y seguía en dirección a la actual Mengíbar. Antes salía hacia el sur la vía de Aurgi (Jaén), Mentesa (La Guardia), Acci (Guadix), etc. La de Mengíbar giraba hacia el norte para unirse de nuevo con la de Cátulo-Córdoba; está aún recibe en Mengíbar el nombre de “Camino de los Romanos”; en el paso del río Guadalquivir, esta vía tenía el Arco de Jano, probablemente un arco monumental, donde empezaba la Bética, y desde donde empezaban los miliarios en dirección a Córduba, Hispalis y Gades.

Pocas noticias hallamos de Iliturgi después de su destrucción hasta el año 303 d.C. en que el Presbítero Mauro representa a Iliturgi en el Concilio de Ilíberis; por último se cita, junto a otras ciudades, de esta zona, en una Prágmatica de Recaredo, de la Ley XIII, del Libro XXII del Fuero Juzgo: “reliquis sacerdotibus vel iudicibus in territori Barbii, Aurgii, Isturgi, Iliturgi, Bastia, Tucca …”. Con la invasión árabe la ciudad debió quedar destruida definitivamente y sus habitantes quizá ocupasen la actual Mengíbar.

Fuente: Ayuntamiento de Mengíbar y “Arqueología de la Península Ibérica y del Mediterráneo

Bienvenido a la ciudad íbero-romana de Iliturgi